fbpx

El desarrollo integral de un estudiante universitario depende de muchos factores, entre ellos: académicos, éticos, personales, espirituales entre otros. Sin embargo hay algunos de ellos que La Universidad Evangélica reconoce como importantes para que el estudiante mejore su rendimiento, su concentración, su motivación y su identidad cultural y estos son el deporte y las actividades artísticas-culturales.

Para ello, La Universidad Evangélica pone a disposición de sus estudiantes actividades y proyectos, como el desarrollo de talleres de Teatro, Música y Pintura; apoyando a la expresión e identidad cultural salvadoreña y centroamericana. Como parte de los eventos para el fomento artístico y cultural, en La Evangélica se desarrolla, la “Semana Cultural”, los “Jueves Culturales” y la “Semana Cívica”. En cada uno de ellos se realizan exposiciones de arte, exposiciones fotográficas, ferias e intercambios académico-culturales, como un esfuerzo para promover y reconocer el patrimonio cultural de nuestro país y de la región centroamericana. En el plano deportivo, a nivel nacional, y formando parte de la Asociación Deportiva Universitaria Salvadoreña (ADUSAL), se participa en las disciplinas de balonmano, fútbol sala, voleibol, y baloncesto en las categorías masculino y femenino y fútbol 11 masculino. En los deportes individuales se participa en natación, ajedrez, tenis de mesa y taekwondo. A nivel interno se desarrollan torneos deportivos interfacultades de fútbol. Todo esto contribuye al fomento de un estilo de vida saludable, de convivencia, de sano esparcimiento y a la promoción de una Cultura de Paz.

Todo esto permite que los estudiantes de La Universidad Evangélica tengan espacios, actividades y oportunidades para practicar deportes individuales y colectivos, desarrollar talentos artísticos y culturales que quizás no sabían que los tenían o que en su momento dejaron de practicarlos; todo esto para crear un ambiente propicio para que se dé una educación integral que incluya aspectos tan importantes como lo son el deporte y la cultura y así nutrir la creatividad, la disciplina, el trabajo en equipo, el compañerismo y muchos otros valores y habilidades que conllevan el desarrollo de estas actividades.